< VOLVER

La importancia de entenderse con la pareja en el padel

El padel es un deporte de equipo. Al jugarse por parejas, es imprescindible entenderse con el compañero, tener confianza mútua y estar cohesionados. Un jugador está condenado a entenderse con su pareja de padel y por tanto ambos forman un equipo que debe estar perfectamente acoplado para obtener un óptimo rendimiento en la pista.

parejapadel

Seguro que te habrá pasado: hay compañeros con los que te entiendes perfectamente , te aportan confianza y consiguen sacarte tu mejor nivel de juego. Y no precisamente tienen por qué ser unos cracks, sino simplemente darte ese buen feeling dentro de la cancha de padel.

Por el contrario, algunas parejas están condenadas a fracasar juntas, ya que por muy buenos jugadores que sean, al unirse pierden fuerza. Lo habrás visto también: jugadores que individualmente tienen un gran nivel pero al juntarse con un determinado compañero ya no parecen ellos. La relación entre ellos es negativa, bien sea porque existe mucha rivalidad, por falta de entendimiento, o por un exceso de confianza. En este sentido, jugar con un familiar como pareja puede ser algo bonito al mismo tiempo que corremos el peligro de acabar enfadados (como dicen, la confianza da asco…).

La comunicación con el compañero es básica. Es muy importante animarle continuamente, tanto en los fallos como en los aciertos. Y no se trata de decirle todo el rato lo que debe hacer, sino dejarle libertad para que elija el golpe a realizar. Si comete un error, hay que animarle aún más en vez de reprocharle el fallo, ya que él mejor que nadie ya sabe que se ha equivocado.

Hay que tener especial cuidado con las palabras que utilizamos para animar a nuestro compañero ya que algunas que nosotros nos pensamos que lo van a ayudar tienen el efecto contrario. Por ejemplo, si antes de que haga un remate le decimos ¡tranquilo!, le estamos transmitiendo un mensaje de desconfianza (tranquilo, no falles….).

Así que lo que le digamos debe ser con el objetivo de ayudar y animar, tipo: ¡tú puedes! ¡Deja que toque a las dos paredes! ¡Dale antes de la pared! Hay que ser un compañero activo, un apoyo constante para la pareja.

En definitiva, hay que entrar en la pista de padel con una actitud de equipo y obligarse a entenderse con confianza y positivismo constante, para obtener el máximo rendimiento en el juego.

 

Esperamos que este artículo os ayude a ser mejores compañeros dentro de la pista, y recordad que el ánimo constante y la confianza mútua son la clave para jugar como un verdadero equipo y lograr el máximo de victorias.

¿Y tú, te consideras un buen compañero de padel?