< VOLVER

Cómo jugar los partidos más igualados

partidos de nivel igualado

Si eres un habitual del padel, seguro que te habrá pasado: juegas mucho mejor los partidos contra rivales de tu mismo nivel o superiores, ya que entras en la pista súper concentrado para poder ganar. En cambio, si delante tienes a dos jugadores inferiores, normalmente el partido se complica de la forma más tonta, y sin saber cómo te ves preocupado porque el resultado no es el esperado. Esto ocurre porque ya entras en la pista sin ganas, pensando que va a ser un encuentro aburrido, que no te va a aportar nada, y en cambio tus rivales salen con todas las ganas de dar lo mejor de sí. Si tú estás desconcentrado y relajado y el contrario a tope, lo más normal es que el partido se ponga cuesta arriba.

Por todo esto, la mayoría de jugadores prefieren enfrentarse a rivales de su mismo nivel, en partidos reñidos que sirven para mejorar. Este tipo de encuentros son los que te ofrecen las Ligas de Padel Barcelona, ya que gracias a la segmentación de los grupos conseguimos montar equipos de nivel muy igualado.

En este tipo de partidos de máxima igualdad, deberíamos tener en cuenta que ganar los puntos decisivos es la clave del éxito.

Esta afirmación puede parecer muy obvia, pero muchos jugadores no son capaces de mantener la concentración y pierden los puntos más importantes del partido. Esto se debe a que hay jugadores que presentan serias dificultades (factor psicológico) para jugar este tipo de puntos, o que no le prestan la atención suficiente al marcador.

A pesar de que todos los puntos son importantes, no es lo mismo jugar un 15-0 del primer juego que un punto de set, una ventaja a favor o en contra en un juego, o los puntos para definir un tie break.

Aquí os dejamos algunos consejos a tener en cuenta en estos momentos clave del partido:

-       Ten en mente todo el rato el resultado, y si te ayuda para no perderte ves cantándolo en voz alta. De esta manera serás consciente de la relevancia de cada punto.

-       En momentos así, no es buena idea experimentar con nuevos golpes o tácticas. Hay que asegurar para no regalar el punto al contrario.

-       Localiza los puntos débiles del rival e intenta dirigir todos los golpes allí.

-       Es importante no dudar antes ni durante la ejecución del golpe. Debemos jugar con decisión e intentar definir cuando lo veamos claro. Muchos fallos en el padel se producen por vacilar a la hora de hacer los golpes.

-       Mantener la concentración en todo momento y no perder los nervios. Si el rival ve que estamos firmes y jugamos concentrados se sentirá presionado y quizás sea él quien se ponga nervioso y se la juegue.

-       No se trata de negar que estamos sintiendo presión o miedo, sino de aceptar estas emociones, haciéndolas nuestras, y enfocándolas para que se conviertan en algo positivo. La autoconfianza y una mentalidad ganadora son factores que marcan mucho la diferencia en deportes tan psicológicos como el padel.

-       En este sentido, cuanto menos expresivos seamos, menos pistas le daremos al rival de nuestro estado, tratando de mostrar una actitud impasible.

-       Por último, no debemos olvidar que jugamos a pádel para disfrutar, y no hace falta ganar siempre para conseguirlo.

Para poner en práctica todo esto, os aconsejamos algunos ejercicios para hacer en los entrenos.

-       Jugar juegos que empiecen ya en 30-40 en contra o 40-30 a favor.

-       Disputar partidos sólo de tie break.

-       Jugar partidos con parejas de menor nivel empezando  todos los juegos  en desventaja. Ésta será mayor o menor dependiendo de la diferencia de nivel.

-       Realizar ejercicios de control tratando de no cometer errores, dándole importancia a cada bola.

¿Os ha gustado el artículo? Esperamos que os sirva para salir vencedores de los partidos más igualados, del tipo que os encontraréis en nuestra Ligas de Padel Barcelona.